Replanteo y nivelación

Replanteo

El replanteo es la ubicación de todos los puntos necesarios para poder materializar los ejes principales del proyecto en el terreno, así como los linderos del mismo. 

El replanteo se inicia tomando un punto de referencia conocido, este puede ser un lindero, una carretera, la esquina de una construcción, entre otros. Se mide en el plano la distancia de un primer punto del proyecto hasta el punto de referencia, luego se traza esta medida en el terreno para ubicar el primer punto.

Los puntos que se ubican primero son los cruces de los ejes del proyecto. Encontrado el primer punto, se comienza a emplazar los demás con la ayuda de una escuadra o el método del triángulo 3-4-5 para obtener ángulos rectos. 

Una vez que se obtienen los puntos principales se comienzan a trazar los ejes. Para esto se necesita ubicar unas camillas en el suelo para poder clavar las piolas con exactitud. Una vez que están trazados los ejes se mide cada distancia para comprobar que esté correcta. 

¿Cómo sacar escuadras con el triángulo 3-4-5?

Un triángulo con los lados de 3, 4 y 5 metros, respectivamente, es un triángulo rectángulo (el ángulo entre los lados de 3 y 4 metros mide 90°). Sabiendo esto, se puede comprobar la perpendicularidad de un elemento al templar piolas con esta medida o múltiplos/submúltiplos de estas longitudes.

bocetos_cap3-67.png

Nivelación

La nivelación consiste en “los trabajos que se efectúan para conocer la diferencia de alturas de uno o varios puntos con respecto a uno conocido” (Rivero, 2008, p. 21), generalmente el Nivel ± 0.00. 

Las 2 formas típicas con las que se pueden tomar niveles son con manguera o con nivel topográfico (teodolito o estación total). Si los maestros usan el método de la manguera se recomienda efectuar una comprobación visual utilizando el nivel topográfico.

¿Cómo sacar niveles con manguera?

Este método muy simple y efectivo es el preferido por los albañiles, se usa el principio de los vasos comunicantes (un liquido contenido en un recipiente tiende siempre a auto nivelarse). Se llena parcialmente con agua una manguera transparente, teniendo mucho cuidado que no haya burbujas en su interior, luego se coloca un extremo en el nivel de referencia que se desea ubicar (ej.: N. ± 0.00) y el otro extremo de la manguera en el segundo punto a nivelar.

Hay que asegurarse que el nivel del agua en el primer extremo coincida con la marca del nivel de referencia, en ese momento se indica a la persona que sujeta el otro extremo de la manguera que marque en la superficie el nivel del agua presente. 

Este artículo se ha elaborado a partir del contenido del libro Manual de Obra, una guía práctica para la construcción en el Ecuador. Para conocer más sobre el libro, ingrese aquí.